Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Heridas punzantes en los niños

¿Qué es una herida punzante?

Se trata de una herida profunda producida por un objeto penetrante, como un clavo o un trozo de metal o de madera puntiagudo. Las heridas punzantes pueden ser pequeñas y no parecer graves; sin embargo, requieren tratamiento de un proveedor de atención médica.

Estas heridas pueden infectarse con facilidad, dado que la suciedad y los microbios penetran profundamente en los tejidos. A veces, la infección puede manifestarse de manera tardía, de modo que es muy importante que un proveedor de atención médica revise al niño si tiene una herida punzante. Las heridas en el pie producidas por objetos que se encuentran al aire libre conllevan un riesgo alto de infección. Las heridas por objetos que penetran a través del calzado pueden estar contaminadas con partículas del calcetín y del zapato. En algunos casos, puede que un trozo del objeto que le produjo la herida a su hijo se desprenda y quede debajo de la piel. Las infecciones por bacterias que pueden causar infecciones óseas crónicas también ocurren a menudo. 

Primeros auxilios para las heridas punzantes

  • Tranquilice al niño y dígale que usted puede ayudar.

  • Haga presión sobre la herida con una venda o un paño limpio durante varios minutos para detener el sangrado. Si el sangrado es intenso, mantenga la presión durante 10 a 15 minutos. No se detenga para observar el corte. Si el paño se empapa en sangre, póngale otro encima. No quite el paño original.

  • Una vez que el sangrado se haya detenido, lávese las manos y luego lave bien la zona con agua y jabón. No frote la herida. Elimine todas las partículas de suciedad y deje correr el agua corriente sobre la zona durante varios minutos.

  • Cubra la zona con un apósito adhesivo o con una gasa.

  • Llame al proveedor de atención médica de su hijo o, si el sangrado es intenso, llame al  911 o lleve al niño a la sala de emergencias para que reciba más atención.

Tratamiento para las heridas punzantes

Una vez que un proveedor de atención médica haya revisado a su hijo, le darán instrucciones sobre cómo cuidar la herida del niño. El tratamiento en el hogar dependerá de la ubicación y del tamaño de la herida, del tipo tratamiento que se requiere y de cualquier necesidad especial que indique el proveedor de atención médica. Tal vez le den antibióticos para ayudar a prevenir la infección de la herida. Quizás tengan que aplicarle al niño la antitetánica si no tiene las vacunas al día. Puede que su hijo necesite radiografías para comprobar que no se haya desprendido un trozo del material punzante y haya quedado debajo de la piel.

Algunas recomendaciones generales para el cuidado de una herida punzante:

  • Mantenga la zona limpia y seca.

  • Siga al pie de la letra las instrucciones del proveedor de atención médica respecto del cuidado de la herida.

  • Asegúrese de que su hijo no haga ninguna actividad que pueda volver a causar la lesión o abrir la herida.

  • Revise la herida para detectar signos de infección, por ejemplo, aumento del calor, inflamación, enrojecimiento, supuración o dolor. Comuníquese con su proveedor si aparece cualquiera de esos síntomas.

  • Regrese a las visitas de control, según lo recomiende el proveedor de atención médica de su hijo.

Revisor médico: Eric Perez MD
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Contact Our Health Professionals
Follow Us