Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Cicatrices

¿Qué es una cicatriz?

La cicatriz es el método natural que tiene el cuerpo para sanar y reemplazar la piel que se ha perdido o dañado. Con frecuencia, la cicatriz está compuesta por tejido fibroso. Puede formarse por diferentes motivos. Por ejemplo, por infecciones, cirugías, lesiones o la inflamación del tejido. Las cicatrices pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y su composición puede variar. Su apariencia puede ser plana, abultada, hundida o de color. Quizás duela o provoque picazón. La apariencia final de la cicatriz depende de muchos factores. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • El tipo de piel

  • En qué parte del cuerpo está

  • La dirección de la herida

  • El tipo de lesión

  • La edad de la persona

  • El estado nutricional de la persona

¿Cómo se puede minimizar una cicatriz?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección.

Por lo general, las cicatrices desaparecen con el tiempo. Se puede cubrir una cicatriz con maquillaje mientras se está sanando. Algunas cicatrices se pueden minimizar con ciertos métodos de tratamiento. El tratamiento, si bien no la elimina por completo, puede ayudar a mejorar la apariencia de la cicatriz.

A continuación se mencionan algunos procedimientos comunes para minimizar una cicatriz:

  • Dermoabrasión. Es posible usar este método para reducir cicatrices pequeñas, irregularidades menores en la superficie de la piel, cicatrices de cirugía y las que deja el acné. En este procedimiento, se raspa (abrasa) la piel para eliminar las capas superiores. A medida que la piel se recupera del procedimiento, la superficie se ve más suave y fresca.

  • Exfoliación química. Se usa con frecuencia para tratar la piel dañada por el sol, el color (pigmento) irregular y las cicatrices superficiales. Se coloca una solución química en la piel para exfoliarla y desprenderla. Cuando se elimina la capa superior, la piel se regenera y a menudo mejora su aspecto.

  • Rellenos dérmicos. Por lo general, se los usa para tratar arrugas, cicatrices y líneas de expresión. Existen algunos tipos de rellenos dérmicos que pueden administrarse con una inyección. Entre estos, se incluyen las soluciones sintéticas, los rellenos semipermanentes y el ácido hialurónico. Hable con su proveedor de atención médica para saber qué tipo es más conveniente para usted.

  • Inyecciones de cortisona. Se inyecta un esteroide directamente en la cicatriz. Ayuda a ablandar y reducir las cicatrices endurecidas. Los queloides y las cicatrices hipertróficas suelen ablandarse con este tratamiento. 

  • Criocirugía. Ayuda a reducir el tamaño de las cicatrices congelando las capas superiores de la piel. El congelamiento provoca ampollas en la piel.

  • Exfoliación por láser. En este tratamiento se usa una luz de alta potencia para eliminar la piel dañada. Es posible que se use la exfoliación por láser para reducir las arrugas y afinar las cicatrices hipertróficas.

  • Microinjertos. Son pequeños injertos de piel para reemplazar la piel que tiene una cicatriz. El cirujano usa un instrumento diminuto (sacabocados) para hacer un orificio pequeño en la piel y quitar la cicatriz. Luego la reemplaza con un trozo pequeño de piel sana. Los microinjertos ayudan a tratar cicatrices profundas creadas por el acné.

  • Revisión quirúrgica de cicatrices. Se trata de una cirugía para extraer toda la cicatriz y volver a unir la piel. Se formará una nueva cicatriz. El objetivo de esta cirugía es crear una cicatriz que sea menos notoria. La revisión quirúrgica, a menudo, se hace en cicatrices anchas o largas, lesiones que se han cicatrizado de manera anormal o cicatrices muy visibles.

  • Radioterapia. No se usa con frecuencia, sino principalmente para cicatrices que no responden a otros tratamientos. 

¿Cuáles son los diferentes tipos de cicatrices y de tratamientos?

En ocasiones se forman cicatrices anormales después de que una herida se ha cerrado. Existen muchos tipos diferentes de cicatrices, entre ellos los siguientes:

Cicatrices queloides

Son conjuntos gruesos, redondos e irregulares de tejido cicatricial. Crecen donde estaba la herida en la piel. Pero pueden ser mucho más grandes que la herida misma y extenderse por fuera de la zona de la herida inicial. Por lo general, tienen un aspecto enrojecido o de color más oscuro, si se lo compara con la piel normal de alrededor. Los queloides se forman del colágeno que produce el cuerpo después de que una herida se cicatriza. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en el pecho, la espalda, los hombros y los lóbulos de las orejas. Son más frecuentes en personas de piel más oscura. Los queloides pueden aparecer hasta 1 año después de la lesión original en la piel.

El tratamiento puede variar. No existe una única cura sencilla. Es común que este tipo de cicatrices vuelva a aparecer después del tratamiento. A menudo se necesita más de un tratamiento. El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Inyecciones de esteroides. Se inyectan esteroides directamente en el tejido cicatricial. Esto ayuda a reducir la picazón, el enrojecimiento y la sensación de ardor que pueden producir las cicatrices. En ocasiones, las inyecciones ayudan a disminuir el tamaño de la cicatriz y a ablandar el tejido. Los efectos secundarios principales son el cambio de color de la piel y el hundimiento de la zona donde se coloca la inyección (atrofia).

  • Crioterapia. Se congela la cicatriz.

  • Presoterapia. Se deja colocado un dispositivo de presión sobre la zona de la cicatriz. Es posible que deba usarse día y noche durante unos 4 a 6 meses como máximo. No se sabe con certeza si este tratamiento es eficaz.

  • Dióxido de silicio. Se aplica en forma de gel o de parche. Ayuda a ablandar los queloides y, a menudo, disminuye el enrojecimiento. 

  • Cirugía. Si la cicatriz queloide no mejora con otros tratamientos, es posible que se haga una cirugía. Hay un tipo de cirugía que sirve para eliminar directamente la cicatriz con un corte (incisión). La herida se cierra con puntos. A veces también se usan injertos cutáneos para ayudar a cerrar la herida. Esto implica reemplazar o adherir piel en una zona en la que falta piel. Para hacer el injerto cutáneo, se extrae piel sana de otra zona del cuerpo (llamada zona donante) y se la adhiere a la zona donde hace falta. Lamentablemente, los queloides pueden volver a aparecer incluso después de la cirugía. Y en ocasiones, se forman queloides aun más grandes.

  • Cirugía con láser. Es posible tratar las cicatrices con diversos tipos de láser, según cuál sea la causa de la cicatriz. Se puede usar láser para alisar una cicatriz, quitarle el color anormal o aplanarla. La mayoría de los tratamientos con láser en cicatrices van acompañados de otros tratamientos. Entre ellos, se incluyen las inyecciones de esteroides, apósitos especiales y vendajes. Es posible que se necesiten varios métodos, independientemente del primer tipo de tratamiento que se haya usado. El láser de colorante pulsado es una buena opción para los queloides. 

  • Radioterapia. También se puede usar con otras cicatrices cuando los demás tratamientos no han funcionado.

Cicatrices hipertróficas

Las cicatrices hipertróficas son parecidas a las queloides. Pero no crecen tanto, sino que se mantienen dentro de la zona de la lesión original. Además, responden mejor al tratamiento. Las cicatrices hipertróficas también pueden verse enrojecidas y a menudo son gruesas y sobresalen. Por lo general, empiezan a aparecer al cabo de unas semanas a partir de la lesión en la piel. Es posible que estas cicatrices mejoren por sí solas. Pero pueden tardar hasta un año o más. Los esteroides pueden ser la primera opción de tratamiento para las cicatrices hipertróficas. Pero no hay una única cura sencilla. Es posible que se inyecten esteroides. O quizás se los coloque sobre la cicatriz, aunque es posible que la aplicación tópica no sirva. También es posible extraer estas cicatrices con una cirugía. Con frecuencia, se usan las inyecciones de esteroides junto con la cirugía. Es posible que se necesiten inyecciones por 2 años después de la cirugía para contribuir al máximo a la cicatrización y reducir la probabilidad de que vuelva a formarse. Al igual que en el caso de los queloides, es posible que sea útil aplicar dióxido de silicio de forma tópica en las cicatrices hipertróficas.

Contracturas

Las contracturas ocurren cuando se daña o se pierde una zona extensa de piel y se produce una cicatriz. La formación de la cicatriz contrae los bordes de la piel y hace que la zona de piel esté tirante. También puede afectar los músculos, las articulaciones y los tendones. Provoca la disminución del movimiento. Existen varias opciones de cirugías para las contracturas, incluidas las siguientes:

  • Injerto cutáneo o colgajo de piel. Los injertos cutáneos o colgajos de piel se hacen después de eliminar el tejido cicatricial. En el injerto cutáneo, se adhiere o remplaza la piel en una parte del cuerpo en la que falta piel. Para hacer el injerto cutáneo, se extrae piel sana de otra zona del cuerpo (llamada zona donante) y se la adhiere a la zona donde hace falta. Los colgajos de piel son cortes geométricos cerca de la cicatriz que permiten desplazar la piel de la zona hacia la cicatriz. Es posible que se usen los colgajos cuando la zona donde falta piel no tiene un buena irrigación sanguínea. Podría ser, por ejemplo, por la ubicación o porque los vasos están dañados.

  • Plastia en Z: Para este tipo de colgajo, se hace una incisión en forma de Z con el fin de ayudar a reducir la cantidad de contracturas en la piel de alrededor. También se puede intentar redirigir la piel de modo que sus bordes se parezcan más a las líneas y los pliegues normales de la piel. Es posible que hagan pequeños puntos de sutura para sostener la piel en el lugar.

  • Expansión de tejido. Es un método más novedoso. Se usa un proceso que aumenta la cantidad de tejido disponible para reconstruir la piel. Por lo general, este procedimiento se usa junto con la cirugía de colgajo.

Adherencias

Se trata de otro tipo de cicatrices que puede formarse entre órganos internos que normalmente no están unidos. Las adherencias pueden causar problemas en algunas cirugías.

Recuperación de la cirugía de revisión de cicatriz

Siga todas las instrucciones para recuperarse y sanar lo mejor posible. Su proveedor de atención médica le informará qué actividades debe evitar según el tipo de cirugía que le haya realizado. Las cicatrices no pueden eliminarse por completo. Muchos factores pueden afectar cómo se sana una cicatriz en particular. En algunos casos, la cicatriz puede tardar más de un año después de la cirugía hasta tener una mejor apariencia.

Revisor médico: Michael Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Contact Our Health Professionals
Follow Us