Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Cirugías en los bebés lactantes

¿El bebé podrá seguir tomando el pecho después de una cirugía?

Someter a un bebé a una cirugía puede ser una experiencia abrumadora tanto para el bebé como para los padres. Sin embargo, la intimidad y la seguridad de la lactancia materna puede ser una situación tranquilizante y reconfortante. La cirugía puede interrumpir la lactancia durante un tiempo. 

Deberá dejar de darle el pecho al bebé en algún momento dado antes de la cirugía del bebé. Sepa cuándo podrá amamantar al bebé por última vez.

La lactancia después de la cirugía

En la mayoría de los casos, el bebé podrá volver a tomar el pecho una vez que esté lo suficientemente despierto como para ingerir líquidos sin inconvenientes, según lo recomiende el proveedor de atención médica. Aunque el plazo para volver a amamantarlo puede variar según cada bebé, a continuación hay algunas recomendaciones para que la experiencia sea lo menos estresante posible:

  • Puede que tenga que saltearse 1 o más sesiones de lactancia. Para aliviar las molestias y mantener el suministro de leche, puede extraerse la leche de las mamas con un sacaleches. Planifique este proceso con tiempo para que le resulte más sencillo.

  • Pregúntele al proveedor de atención médica del bebé dónde puede extraerse la leche mientras está en el hospital. En los hospitales, suele haber sacaleches eléctricos a disposición. Si tiene que saltearse más de una o dos sesiones de lactancia y no se encontrará en el hospital, considere la posibilidad de alquilar un sacaleches eléctrico en el hospital.

  • La producción constante de leche depende de la extracción eficaz y periódica de leche hasta que el bebé esté listo y sea capaz de mamar nuevamente. Use el sacaleches en el mismo horario en que amamantaría a su bebé habitualmente. Si fuera posible, use un kit de extracción doble que le permita extraer la leche de ambas mamas al mismo tiempo. Realice extracciones hasta que las mamas se sientan blandas y cómodas. Por lo general, la mayoría de las mujeres demoran entre 10 y 20 minutos por mama. Si el bebé es un recién nacido y aún no se ha producido la ingurgitación mamaria (subida de leche), realice extracciones al menos 8 veces en 24 horas. Puede que las primeras veces no logre extraer nada de leche y que luego solo extraiga unas gotas. La leche que el cuerpo produce antes del tercer y quinto día después del parto se denomina calostro. En general se produce en pequeñas cantidades, pero contiene muchos factores antinfecciosos que son esenciales para el bebé.

  • La leche materna puede congelarse durante varios meses, o bien se puede extraer y guardar en el refrigerador para usar en un plazo de 4 días. Tendrá que extraerse la leche y guardarla con el rótulo correspondiente. Hable con un especialista en lactancia certificado para obtener más información sobre la extracción de leche y su almacenamiento.

  • En la mayoría de los casos, podrá volver a dar de mamar apenas el bebé se recupere de la anestesia. Pero las cirugías pueden ser problemáticas. Puede ocurrir que el bebé no demuestre interés ni esté preparado para mamar inmediatamente después de la cirugía. Si el bebé no toma el pecho durante la cantidad de tiempo habitual, puede utilizar un sacaleches después de darle de mamar para vaciar la mama y mantener la producción de leche.

Este es un momento estresante para toda la familia, por lo que puede notar que el suministro de leche disminuirá. Trate de descansar. También asegúrese de comer y, en especial, de beber suficiente cantidad de líquido para mantenerse sana y mantener el suministro de leche.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Mary Terrell MD
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.