Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Por qué muerden los niños

Si bien es bastante común que los niños pequeños muerdan, es una costumbre que suele preocupar a los adultos. Un familiar, un amigo o un compañero de clase de la guardería o el preescolar puede ser víctima de una mordedura. Cuando ocurren, las mordeduras pueden ser dolorosas y atemorizantes. Molestan a los demás niños y suelen provocar el enojo de los maestros y otras personas adultas.

La costumbre de morder suele tener su causa en 1 de estos 4 factores diferentes:

  • Mordedura experimental. A medida que exploran su mundo, los bebés y los niños pequeños suelen morder para experimentar. Se ponen todo en la boca y a veces muerden en el proceso. Usted puede ayudar a que el niño deje de morder al decirle: “¡No, las mordeduras duelen!”, y mostrarse firme. Ofrézcale cosas que pueda morder sin problemas, como un mordillo.

  • Mordedura por frustración. Ocurre cuando los niños pequeños se sienten frustrados y no son capaces de lidiar con una situación. Hasta que aprenden a jugar de manera cooperativa, pueden responder a las exigencias de otros niños con golpes o mordeduras. Algunas pautas útiles para reducir este tipo de mordeduras:

    • La duración de los períodos de juego debe ser breve, y los grupos tienen que ser pequeños.

    • Vigile de cerca a los niños pequeños cuando juegan.

    • Si el niño muerde, dígale: “No, no muerdas. Las mordeduras duelen”, y apártelo de la situación de inmediato. Quédese con su hijo y ayúdelo a que se tranquilice. Investigue otras formas mejores de manejar la situación, de modo que su hijo aprenda a controlar las emociones de un modo distinto la próxima vez.

  • Mordedura por impotencia. Ocurre cuando un niño tiene la necesidad de sentirse poderoso. A veces, el niño más pequeño de la familia recurre a la mordedura para ganar poder. Cómo ayudar a prevenir este tipo de mordedura:

    • Asegúrese de que su hijo se sienta protegido y de que los demás niños no lo acosen continuamente.

    • Explíqueles la situación a los niños más grandes o mayores y pídales su ayuda para que las cosas sean más equitativas.

    • Si ocurre una mordedura, dígale a su hijo que no debe morder y apártelo de la situación de inmediato. Quédese con su hijo y ayúdelo a que se tranquilice. Investigue otras formas mejores de manejar la situación, de modo que su hijo aprenda a controlar las emociones de un modo distinto la próxima vez.

  • Mordedura por estrés. Ocurre cuando un niño sufre mucho estrés emocional. La mordedura puede ser un signo de angustia o sufrimiento cuando el niño está molesto o enojado. Si esto ocurre:

    • Intente descubrir qué le está molestando al niño. Esté atento a lo que ocurre justo antes de que el niño empiece a morder.

    • Ayude a su hijo a encontrar otras maneras de expresar sus sentimientos. Dígale que morder está mal y apártelo de la situación de inmediato.

    Si su hijo muerde, responda con firmeza pero con calma. Dígale al niño que usted no aprueba ese comportamiento y apártelo de la situación. Ayude a su hijo a aprender formas nuevas de manejar las situaciones. Si su hijo muerde todo el tiempo, hable con el proveedor de atención médica acerca del problema.

Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Paul Ballas MD
Revisor médico: Paula Goode RN BSN MSN
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Contact Our Health Professionals
Follow Us