Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings

Quimioterapia

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia (quimio) es el uso de medicamentos fuertes para tratar el cáncer. Se ha utilizado durante muchos años y es uno de los tratamientos más comunes contra el cáncer. En la mayoría de los casos, la quimioterapia daña la capacidad de las células cancerosas de crecer y propagarse. Diferentes grupos de medicamentos actúan de distintas maneras para combatir el cáncer.

Se puede usar la quimioterapia sola para algunos tipos de cáncer. O bien, puede usarse junto con otros tratamientos, como la radioterapia o la cirugía. La quimioterapia también puede usarse con otros tratamientos de medicamentos contra el cáncer, como la terapia dirigida, el tratamiento hormonal o la inmunoterapia. A menudo se usa una combinación de medicamentos de quimioterapia para tratar un determinado tipo de cáncer. Estas combinaciones se administran en un orden determinado.

La quimioterapia puede servir para tratar determinados tipos de cáncer. Sin embargo, los medicamentos de la quimioterapia llegan a todas las partes del cuerpo, no solo a las células cancerosas. De modo que las células sanas también pueden dañarse. Esto puede provocar efectos secundarios durante el tratamiento. Conocer cuáles son los efectos secundarios y saber que pueden presentarse puede ayudarlo a usted y a sus cuidadores a prepararse y manejar estos efectos.

¿Cuándo se usa la quimioterapia?

El proveedor de atención médica puede sugerir la quimioterapia por cualquiera de estos motivos:

  • Antes de la cirugía o de la radioterapia. Ayuda a reducir el tamaño del tumor para que sea más pequeño y fácil de extirpar o de tratar con radioterapia. Esto se conoce como quimioterapia neoadyuvante.

  • Después de la cirugía o de la radioterapia. Ayuda a evitar que las células cancerosas que queden crezcan y se propaguen. Esto se denomina quimioterapia adyuvante. El hecho de que su proveedor de atención médica sugiera este tratamiento o no depende del tamaño del tumor, de si se ha propagado y de otras características.

  • Cuando el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo. Debido a que la quimioterapia viaja por todo el cuerpo para destruir las células cancerosas, se puede usar para destruir aquellas que se han propagado.

  • Para aliviar los problemas ocasionados por el cáncer. No se espera que la quimioterapia cure el cáncer, pero puede aliviar algunos problemas. Por ejemplo, puede reducir el tamaño de un tumor que está presionando un nervio y que provoca dolor. Esto se denomina atención complementaria o paliativa.

¿Cómo se administra la quimioterapia?

La quimioterapia puede administrarse de distintas maneras:

  • En forma de pastilla o líquido para tragar (oral)

  • En forma de inyección en el músculo o el tejido graso

  • Directamente en la sangre (intravenosa)

  • Sobre la piel (tópica)

  • Directamente en una cavidad del cuerpo, como el estómago (intracavitaria)

  • En el conducto vertebral para llegar al cerebro y a la médula espinal (intratecal)

  • Directamente en la vejiga durante un breve período (intravesical)

  • En una arteria principal que “alimenta” al tumor (intraarterial)

  • A través de una aguja en el tumor (intralesional)

La quimioterapia suele administrarse en ciclos para reducir el daño a las células sanas. Además, les da la oportunidad de recuperarse. Cada ciclo incluye un período de tratamiento y un período de descanso sin tratamiento. Los ciclos permiten que los medicamentos destruyan más células cancerosas, ya que no todas las células se dividen al mismo tiempo. El período de descanso permite que las células sanas del cuerpo se recuperen y se sanen. Se puede administrar la quimioterapia todos los días, semanalmente, semana de por medio o una vez por mes.

Suele administrarse en entornos ambulatorios. Puede ser un hospital, una clínica o el consultorio de un proveedor de atención médica. Las personas que reciben quimioterapia estarán bajo supervisión para controlar sus reacciones durante los tratamientos. Debido a que cada sesión de tratamiento puede demorar un tiempo, le recomendamos llevar algo reconfortante, como música para escuchar. También se recomienda llevar algo que lo ayude a pasar el tiempo, como un mazo de cartas o un libro. Dado que es difícil predecir cómo se sentirá después de la quimioterapia, es importante que alguien lo lleve al tratamiento y lo busque las primeras veces. 

¿Cuáles son algunos efectos secundarios frecuentes de la quimioterapia?

Se usan muchos tipos distintos de medicamentos de quimioterapia para tratar el cáncer. Prácticamente todos provocan efectos secundarios.

Estos pueden presentarse justo después del tratamiento (en el plazo de minutos, horas, días o semanas). O bien, pueden aparecer meses o incluso años después de la administración de la quimioterapia. Los efectos secundarios pueden ser intensos o leves, o puede no haberlos. Los antecedentes médicos, el estado de salud general y el diagnóstico de cada persona son diferentes. Y también lo es la reacción al tratamiento.

Los efectos secundarios dependen de los medicamentos de quimioterapia y las combinaciones que se utilicen. Antes de que comience el tratamiento, hable con el equipo de atención del cáncer sobre los posibles efectos secundarios. Consulte sobre los efectos secundarios de cada medicamento. Solicite información por escrito sobre cada medicamento que recibirá para saber qué es lo que debe vigilar y qué debe informar al proveedor de atención médica.

Algunos de los efectos secundarios de corto plazo más comunes son los siguientes:

  • Cansancio extremo (agotamiento físico)

  • Mayor riesgo de infección

  • Fácil sangrado o formación de moretones

  • Llagas en la boca o la garganta

  • Náuseas y vómitos

  • Diarrea

  • Estreñimiento

  • Caída del cabello

  • Cambios en la piel y las uñas

  • Daño a los nervios

  • Falta de apetito

  • Aumento o descenso de peso

  • Cambios en la memoria o el pensamiento

Los posibles efectos secundarios crónicos incluyen los siguientes:

  • Imposibilidad de tener hijos (infertilidad)

  • Cambios en la memoria o el pensamiento

  • Daño en determinados órganos (corazón, vejiga o pulmones)

  • Mayor riesgo de otros tipos de cáncer

Muchos de los efectos secundarios a corto plazo se pueden controlar e incluso prevenir. La mayoría de estos se alivian durante la parte de descanso del ciclo de quimioterapia. Suelen desaparecer con el tiempo después de haber terminado el tratamiento.

Colabore con su proveedor de atención médica

Es importante saber qué medicamentos se está administrando. Anote sus medicamentos. Pregunte a su equipo de atención médica cómo funciona cada medicamento y qué efectos secundarios pueden tener, tanto a corto como a largo plazo. Hable sobre el objetivo de su tratamiento de quimioterapia. El equipo de atención del cáncer es el mejor recurso para obtener información. Los profesionales pueden decirle cómo se administrará la quimioterapia, qué puede esperar y durante cuánto tiempo recibirá el tratamiento.

Además, hable con sus proveedores de atención médica sobre cuáles son los problemas que debe vigilar y cuándo debe llamar. Asegúrese de saber a qué teléfono llamar si tiene preguntas. ¿Existe una línea telefónica diferente para llamar durante la noche y los fines de semana?

No hay forma de predecir si tendrá efectos secundarios a raíz de la quimioterapia ni la intensidad de dichos efectos. Saber qué es lo que debe vigilar y qué hacer si tiene dificultades es una buena manera de estar preparado. Puede ser útil llevar un registro de sus efectos secundarios. Escriba cualquier alteración física, del pensamiento y emocional. Tener una lista por escrito hará más fácil que usted y su equipo de atención médica colaboren para elaborar un plan a fin de controlar los efectos secundarios. También lo ayudará a recordar las preguntas cuando asista a las visitas médicas.

Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Revisor médico: Todd Gersten MD
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Contact Our Health Professionals
Follow Us